Milagro, Misterio y Autoridad:
El Triángulo del Adoctrinamiento Sectario

Dr. John Hochman

Hay tres fuerzas, las tres únicas fuerzas capaces de conquistar y esclavizar para siempre las conciencias de estos débiles rebeldes para lograr su propia felicidad. Éstas son: El milagro, el misterio y la autoridad.

 F. Dostoyevsky, Los Hermanos Karamazov.


Las sectas prometen salvación. En vez de aburrimiento, prometen metas nobles y amplias. En vez de angustia existencial, certeza y organización. En vez de soledad, una comunidad. En vez de impotencia, solidaridad dirigida por líderes que todo lo saben.

¿Demasiado bueno para ser verdad? En 1978 murieron 912 hombres, mujeres y niños en el Templo del Pueblo en un suicidio-asesinato, que fue la culminación de ensayos previos. En 1984 el Parlamento Europeo en su Resolución Cottrel, exhortó a los países miembros a reunir información acerca de las sectas como un principio para desarrollar "formas de asegurar protección efectiva a los ciudadanos de la Comunidad".1 En 1987 el Knesset de Israel emitió un reporte de 500 páginas sobre las sectas.2

 

Sectas contemporáneas: ¿por qué ahora?

Las sectas florecen cuando los valores tradicionales y las estructuras de una sociedad se han debilitado.3 Los 60's engendraron una contra-cultura que logró hacer parecer romántico el uso de las drogas, las revoluciones en general (particularmente la revolución sexual) y el restringirse a vivir en comunas. Conforme los niños de la posguerra iban entrando a la adolescencia, la tasa de natalidad en América cayó, en tanto que la tasa de divorcios y de suicidios de adolescentes empezó a incrementarse.

Durante los 80's la contracultura, logró aceptación social, continuó el uso de la droga (ya sin tintes románticos), ahora a nivel de preparatoria. La revolución sexual se legitimó a través de la legislación y la educación del "sexo seguro". La gente perdió interés en la familia: Se casaban menos y más tarde, cohabitaban más sin casarse, y hubo incremento en la tasa de nacimientos fuera del matrimonio.4

Las sociedades de Europa Occidental con tendencias similares han sido distinguidas por la actividad sectaria. Alemania Occidental está en una fase de crecimiento negativo de población, y el cohabitar teniendo hijos fuera del matrimonio va a la alza notoriamente en Suecia.

 

¿Qué quieren las sectas?

Las sectas quieren riqueza y poder para el liderazgo y que esto les sea suplido a través de los miembros.

La riqueza puede incluir:

  • Transferencias de dinero en efectivo, propiedades, automóviles, etc.
  • Ganancias por la explotación del trabajo de los miembros en negocios que son propiedad de la secta.
  • Fondos recaudados por medio de engaños a parientes y a otros que no son miembros.

 

El poder puede incluir:

  • Manipulación de todas las relaciones, de trabajo o de estudio, para que las personas únicamente sirvan a las necesidades de la secta.
  • La asignación de ciudad y país de residencia.
  • El regular los embarazos y favores sexuales de los adeptos.
  • Controles ideológicos y de comportamiento por medio de confronta-ciones en grupo, castigo físico o amenazas de expulsión y
  • Limitar las oportunidades de los miembros para dormir, seguir intereses individuales o simplemente de reflexionar.

Los líderes exhortan a los miembros a hacer prosélitos: es predictible que más miembros significan más riqueza y más poder para los líderes.

Lo que las sectas no quieren

Las sectas no están interesadas en el altruismo como un imperativo moral. La mayoría tienen moralidades egoístas para beneficiar a la organización y al liderazgo en particular. La realización individual es irrelevante. La actividad seudoaltruista ayuda a construir la imagen pública de los grupos.

Las sectas no quieren tener gastos elevados. Los miembros en los negocios de las sectas pueden estar mal pagados o sin sueldo, trabajar en ambientes insalubres o pueden no tener provisión para gastos médicos.

Ninguna secta quiere que sean conocidas públicamente sus funciones internas, aunque algunas sectas sofisticadas pueden buscar el favor de los medios de comunicación o aun pueden hacer uso de consultores de relaciones públicas y agencias de publicidad para manejar su imagen.

Las sectas no quieren ser llamadas "sectas". Así que, en este artículo se propone una definición para aclarar la discusión.
 

 

Las sectas y la "reforma del pensamiento".
Definiciones y estudios

Las sectas son grupos que usan el método de "Reforma del Pensamiento" para reclutar y controlar a los miembros, haciendo uso de las siguientes herramientas:

  • El Milagro - Ideología que imputa poder milagroso a los líderes y/o a sus actividades.
  • El Misterio - Secrecía que obscurece las prácticas y creencias reales de la organización.
  • La Autoridad- Demandas sobre el tiempo, talentos, cuerpos o propiedades de los miembros para cubrir las necesidades del grupo.

La Reforma del Pensamiento es una forma de adoctrinamiento sumamente eficiente que se logra cuando la secrecía deteriora la percepción de los seguidores adoctrinados acerca de lo que está pasando y en lo que se están convirtiendo. Por lo tanto, no existe el consentimiento con pleno conocimiento. Lavado de cerebro o control psicológico son términos populares para denominar el método de "Reforma del Pensamiento".
 

 

"El Gran Inquisidor" de Dostoyevsky

Dostoyevsky en su novela "Los Hermanos Karamazov" incluye un capítulo titulado "El Gran Inquisidor" en el que presenta una imagen de la esclavitud psicológica masiva. Este capítulo contiene un poema donde Jesús regresa durante la Inquisición Española y es encarcelado por el Gran Inquisidor. El Inquisidor le informa a Jesús que la humanidad ha sido incapaz de tolerar la libertad, así que la libertad se ha "terminado y acabado para bien" para que los hombres puedan ser "felices".

…hoy el pueblo está más convencido que nunca de que tienen la libertad perfecta, sin embargo han traído su libertad a nosotros y la han dejado humildemente a nuestros pies.

El "misterio" es que el Inquisidor y su equipo en lo secreto son ateos sin ningún interés en los milagros. La Inquisición también quemara a Jesús, y nadie protestara; así de grande es su autoridad.

Muchos escritores han comentado sobre este capítulo 5 que ha sido publicado independientemente de la novela.6 Yo lo veo como una extraordinaria profecía del totalitarismo del siglo XX.
 

 

El estudio de Lifton sobre la reforma del pensamiento

Robert Lifton 7 publicó resultados de una extensa investigación sobre los "lavados de cerebro" maoístas posteriores a la Guerra Civil China. El gobierno comunista encerró ciudadanos "contrarrevolucionarios" y residentes no chinos en "centros de reeducación". Los internos eran obligados a escribir una y otra vez autobiografías para documentar "crímenes" de los cuales podían o no haber sido acusados aún; pasaban por largos interrogatorios, escrutinio por compañeros, destacamentos de trabajo, grupos compulsivos de discusión ideológica y ejercicios. Las condiciones mejoraban si los mentores ideológicos decidían que habían adoptado sinceramente los puntos de vista "correctos"; pero, si se aferraban a sus puntos de vista "reaccionarios", el malestar físico y la crítica escudriñadora a la que eran sometidos se incrementaba. La Doctrina Comunista se presentaba como una "ciencia sagrada" a través de la "manipulación mística" en un ambiente seudoespontáneo controlado.

Después de salir, muchos prisioneros adoptaban la visión del mundo de sus captores. Apoyaban el comunismo con recién adquirida vergüenza por "haber explotado a la gente" anteriormente. Sin embargo, al dejar China la mayoría perdió su entusiasmo por el comunismo, decidieron que eran inocentes de los crímenes de los que habían aprendido a sentirse culpables y regresaron a las creencias que tenían antes de ser "reeducados".
 

 

La perspectiva de Heller

Mikhael Heller, un historiador y emigrante soviético, ve al comunismo como una psicología de masas. 8 Menciona a Lifton como el único psiquiatra que ha contribuido en esta área:

Lifton llama la atención a un hecho de importancia excepcional: El efecto del "lavado de cerebro" y sus métodos, lo sienten aún los que él llama "resistentes aparentes", aquellos que parece que no sucumben a la intoxicación…Este tratamiento intensivo de la mentalidad humana es especialmente efectivo porque se lleva a cabo en el territorio cerrado de un país aislado del resto del mundo por fronteras estrictamente vigiladas… A pesar del hecho de que de acuerdo a las estadísticas la población soviética se ha vuelto culta… los propagandistas y los activistas siguen leyendo artículos de periódico en voz alta en las fábricas a la hora de la comida… Solamente en 1979 fueron impartidas más de 26 millones de discursos a audiencias que totalizaron 1,200 millones de personas. Los conferencistas-agitadores son entrenados en cursos especiales en universidades marxistas-leninistas y dan sus pláticas en lugares de trabajo y aún en las casas de la gente… Los acostumbrados comentarios de cliché acerca de lo inescrutable que es la Unión Soviética, siguen llenando páginas de monografías históricas y de novelas policiacas, memorándums políticos y de análisis económicos. Como regla, estos estudios ignoran el asunto crucial sobre la formación del homo sovieticus, un nuevo tipo de hombre que ha transformado el sistema soviético (creado por él y para él) en un fenómeno sin precedente en la historia del mundo.

Heller encuentra escasa la literatura psicológica sobre el adoctrinamiento de masas y se vuelve a las percepciones de la literatura -Orwell, Zemyatin y Dostoyevsky. Describe características del juicio del Gran Inquisidor dentro del estado soviético usando la tríada del milagro, el misterio y la autoridad:

  • Milagro- crear un Hombre Nuevo (homo sovieticus) con base en la "ciencia" del marxismo-leninismo (imagínese que los trabajos de Lyndon Johnson se declararán "científicos").
  • Misterio - la obsesión por lo secreto, limitar el acceso a las bibliotecas, esconder las estadísticas o falsificarlas, no informar sobre noticias significativas.
  • Autoridad - poder centralizado del estado, fronteras cerradas y la casi total destrucción de ideologías políticas y religiosas competidoras.

Heller descarta la glasnot como un truco político para aumentar el poder. Al permitir la discusión sobre problemas, tales como la escasez, que ya son mundialmente conocidos (pero que no se discuten por miedo) Gorbachov desacredita a sus rivales políticos.
 

 

El milagro, el misterio y la autoridad de las sectas contemporáneas

El Milagro

Privar a lo rutinario de lo "natural" y de lo "común" para producir una atmósfera de temor, está implícito en la ideología de todas las sectas. Los líderes pueden profetizar, ser maestros de la desmaterialización, comunicarse con los muertos, poseer fuerza sobrehumana o tener una inteligencia sin precedentes. Los grupos que ofrecen transformaciones se comprometen a cambiarle a uno la vida en sólo unos días. Los seguidores de la secta política de Lyndon LaRouche lo ven como el único líder que puede entender en forma infalible los eventos mundiales y percibir conspiraciones ocultas. Los Terapeutas (no siempre con licencia) que han encontrado la mejor teoría y la psicoterapia infalible, dirigen sectas de psicoterapia -¡esto es un milagro verdaderamente!9

En los 70's las sectas capitalizaron la contracultura, enfatizando las experiencias trascendentales, la acción social y la vida comunal. Hoy algunas sectas ofrecen "iluminación instantánea", en tanto que otras obscurecen la doctrina espiritual para atraer a las mentes seculares que están en búsqueda del automejoramiento.

 

El Misterio

A la gente que gusta de atesorar secretos el misterio le puede parecer emocionante o gratificante, especialmente si esto se hace para lograr "un propósito más alto". Las sectas están plagadas de secretos. La secrecía al reclutar, esconde los aspectos poco atractivos de la rutina de la secta. Los grupos que pretenden llevar a cabo campañas contra el comunismo o contra el hambre en el mundo, pueden canalizar a un buen número de posibles miembros a una secta. Pueden prometer protección, consejería contra la drogadicción, oportunidades de actuar en política, o consultoría administrativa para grandes empresas o para pequeñas oficinas dentales.

Los sistemas de creencias pueden desalentar o prohibir la discusión abierta sobre cualquier duda que puedan tener los miembros ya sean recientes o antiguos. Los miembros deben tener pleno conocimiento del recién iniciado, aparentemente para no dañar su progreso espiritual. La secrecía se magnifica si hay batallas reales o imaginarias con "enemigos" que no sean miembros. La secrecía puede ocultar la explotación sexual o los excesos financieros de sus líderes. Los miembros pueden temer hacer críticas del grupo. Es por eso que los miembros pasan mucho tiempo viviendo y trabajando juntos, pero sorprendentemente saben muy poco de los pensamientos y los sentimientos los unos de los otros.

La secrecía permite que la moralidad vanal de las sectas se deteriore, pero las sectas desean mantenerla a toda costa. Synanon perfeccionó el arte de amenazar a los medios de comunicación con demandas por difamación para prevenir la publicidad adversa.10 Jim Jones guió a sus seguidores a trasladarse a Guyana cuando le fue imposible acallar la publicación de un artículo en una revista local titulado "En el Interior de El Templo del Pueblo" (New West Magazine. Agosto 1, 1977).

 

La Autoridad

La supuesta gran capacidad intelectual, espiritual, o aún poderes físicos de un líder pueden racionalizar doctrinas y caprichos para hacer presa de los seguidores. Aún cuando muchos líderes son inteligentes y elocuentes a menudo sus biografías y habilidades están infladas.

El castigo corporal público (especialmente en niños), la humillación y la confesión pueden volverse rutina. Algunos grupos han hecho uso del terrorismo contra los que los que no son miembros, lo que sirve para recordar a los miembros la autoridad del liderazgo. Si los miembros han perdido contacto previamente con la familia o con amigos anteriores, se pueden volver muy fuertes las amenazas de expulsión o aislamiento.

La ideología de la secta puede atribuir todo acerca de el sufrimiento personal a no hacer, o a no entender, o aún a una duda fortuita a las infalibles enseñanzas de la secta. Lifton le llama a esto "la doctrina por encima de la persona".

 

La presencia de uno o dos elementos

El Milagro

Adivinos y Lectores del Horóscopo. Los que leen los horóscopos y los adivinos simplemente aconsejan pero no tratan de controlar la vida de sus clientes.

Aprendices Espiritualistas. Los aprendices espiritualistas invocan rituales mágicos tratando de controlar el ambiente. Algunos se juntan para intercambiar libros sobre cuestiones espirituales o para estudiar acerca de los cristales, pero sin una estructura autoritaria o secreta.
El Misterio

Sociedades Secretas. Estos grupos tienen ritos privados. El prestigio en la jerarquía de estos grupos no se ve acompañado por el control sobre la vida de los subordinados.

Magos Profesionales. Los magos guardan sus secretos, que producen juegos de manos de increíble habilidad, pero no "milagros".

 

La Autoridad

Organizaciones Militares. Estos grupos les informan a sus reclutas que van a pasar por un enérgico entrenamiento básico; por ejemplo, antes de ser adoctrinados en La Marina, los reclutas ya saben que van a pasar por un ejercicio tenaz, dormirán poco y serán humillados verbalmente.

Hospitales Psiquiátricos. Estas organizaciones pueden tratar tempo-ralmente a pacientes en contra de su voluntad; esto se documenta y se hace bajo la supervisión de las autoridades civiles.

 

El Milagro y La Autoridad

Cultos Religiosos de Alta Intensidad/Subgrupos. Estos grupos se perciben a veces como raros, fanáticos, o "sectarios" por su ánimo autoritario para mantener las normas del grupo que resultan en comportamientos muy diferentes a las normas seculares. Los miembros se pueden involucrar en frecuentes oraciones, en utilizar formas diferentes de vestido y de alimentación en participar de estados de conciencia alterados, en honrar a un líder vivo o en vivir en comunidades separatistas. Sin embargo, estos grupos carecen de la secrecía de las sectas los miembros potenciales o los curiosos pueden libremente aprender acerca de sus doctrinas y sus prácticas; a los nuevos miembros no se les anima a romper lazos con sus familias o a desaparecer sin dejar dirección anterior. Los líderes tampoco obtienen beneficios materiales o sexuales de las actividades de los miembros.

Estados Autoritarios Islámicos. Estos grupos no se esfuerzan en ocultar su dependencia a sus interpretaciones del Corán, por lo tanto no encierran ningún engaño.

Iglesias y Sinagogas Liberales. Estos grupos aducen un nivel menor de lo milagroso y de la autoridad, hacen un llamado mayor a la conciencia y animan a los miembros a participar en clubs comunitarios y en ayuda social.

Grupos de Autoayuda. Estos grupos enseñan acerca de "un poder superior", pero limitan su autoridad a ayudar a los miembros a controlar sus excesos. Los miembros estudian la vida de los fundadores como modelos positivos a seguir, no como hombres milagrosos. Algunos miembros asisten a reuniones abiertas, incluso diario; sin embargo esto no es un requerimiento del grupo.

 

El Misterio y La Autoridad

La Corrupción Política Encubierta. La corrupción política encubierta se puede depurar cuando la secrecía se rompe por el escrutinio de los medios de comunicación o por denunciantes.

Dictaduras Autoritarias. Este tipo de dictaduras carecen de una ideología cósmica y por lo tanto toleran actividades intelectuales y religiosas independientes, siempre y cuando no desafíen directamente el poder del régimen.

Bandas Criminales Organizadas. Estos grupos racionalizan su conducta sin acudir a un sistema de creencia transcendental. Tan es así que algunos terroristas y zares de la droga, o algunos miembros de bandas juveniles pueden aspirar a "legitimar" su vida una vez que hayan acumu-lado suficiente riqueza. En contraste, las sectas se pueden involucrar en actividades criminales para servir a un "ideal superior" y pueden hacer que los idealistas rompan la ley en el nombre de un "truco transcen-dental" o de un "engaño celestial".

 

El Milagro y El Misterio

Los Sanadores por Fe. Los "sanadores por fe" exhortan, conjuran o simplemente defraudan. Muchos hacen giras solicitando pequeñas contribuciones de muchos espectadores pasivos. Sin embargo, muchos establecen organizaciones tipo secta y promueven la dependencia a largo plazo de costosos "tratamientos alternativos" y asustan a sus miembros para que no busquen ayuda médica convencional.

Las Para-Iglesias de los Tele-evangelistas. Estos grupos usan los medios masivos de comunicación, el sentimiento religioso, y supuestas sanidades para persuadir a legiones de seguidores a dar dinero, a veces en grandes cantidades. El ministerio de Jim y Tammy Bakker amasó una fortuna de manera fraudulenta. Este tipo de grupos está interesado principalmente en obtener donativos.

 

La triada en acción: el templo del pueblo

El Milagro

El Templo del Pueblo empezó como iglesia cristiana pero evolu-cionó a adorar exclusivamente a Jim Jones. Su prestigio como fuente de milagros estaba basado en su carisma, su habilidad verbal, su ingenio, y su falta de integridad; cualidades todas éstas de sociópatas altamente funcionales. Espías e informantes apoyaban el espejismo de que el contaba con conocimientos sobrenaturales sobre las vidas personales de sus seguidores. Disponía de trucos especiales para diagnosticar y luego "curar el cáncer". Aislado en la selva de Guyana, sin que nadie le contradijera, se mostraba como si fuera el receptáculo de la sabiduría requerida para salvar a sus seguidores de un mundo hostil.
 

El Misterio

El esmero en las relaciones públicas convencía a la gente de afuera de que Jones era todavía cristiano mucho después de haberse convertido en un autoproclamado semidios que predicaba el marxismo a su rebaño. Los miembros monitoreaban a los curiosos que iban al servicio del domingo y echaban fuera a los que hacían demasiadas preguntas. Enfermeras guardaban el secreto de las falsas sanidades donde mollejas de animales servían como "cánceres" exorcizados. Los financieros del grupo monitoreaban las cuentas secretas en bancos suizos. La gente de afuera no se daba cuenta de las privaciones y golpizas que sufrían miembros. El arresto de Jones por vicioso en el baño de hombres de un cine pornográfico en Los Ángeles fue encubierto y los registros de la corte desaparecidos. Los miembros de El Templo del Pueblo emigraron secretamente a Guyana. Los funcionarios americanos que visitaron Jonestown vieron escenas previamente ensayadas de gozo y mesas con abundancia; no había periódicos, y solamente había una estación de radio bajo el control de Jones. Los continuos ensayos para un suicidio masivo eran un secreto.
 

La Autoridad

La unidad familiar fue socavada; los hijos daban informes sobre sus padres, los padres entregaban a sus hijos a otras familias (supuestamente para romper las barreras raciales) y Jones citaba a mujeres casadas en su propia alcoba. Jones se convirtió en el "padre" de todos. Los miembros escribían gran cantidad de cartas a políticos firmando con nombres tomados de directorios telefónicos; los políticos, engañados de que Jones tenía una enorme cantidad de seguidores, se congraciaban vilmente con él, lo cual apuntalaba su autoridad sobre sus seguidores.

 

Efectos sinergísticos de la triada sobre el templo del pueblo

La gente no se levanta una mañana y decide rendir su independencia y perderse en la intriga hipócrita de una secta. Los elementos de la triada cuando se presentan juntos (Ver Figura I) producen un efecto sinérgico donde cada uno refuerza el poder del otro para cautivar a la gente.
 

Figura I




 

El Milagro Refuerza El Misterio

Los miembros eran engañados constantemente para obtener un fin más elevado, hacer "la voluntad del padre". No se podía esperar que los de afuera entendieran esto.

El Misterio Refuerza El Milagro

Las enfermeras de Jones no revelaban los "efectos especiales" que usaban en las falsas curaciones de cáncer; los miembros de su sistema de inteligencia guardaban en secreto sus trabajos para mantener el engaño de que Jones era poseedor de percepciones extrasensoriales.

El Milagro Refuerza La Autoridad

Los trucos mágicos reforzaban la pretensión de Jones de poseer poderes especiales para guiar la vida de los seguidores. Convencía a los seguidores de que la CIA estaba obsesionada en destruir El Templo del Pueblo (porque era extraordinario); esto producía una mentalidad de "fortaleza sitiada" entre los miembros.

La Autoridad Refuerza El Milagro

A diferencia del cuento del traje nuevo del emperador, los niños que osaban hablar eran sometidos a castigos corporales públicamente. No se toleraban expresiones públicas o privadas de escepticismo. El control de la información que tenía Jones en Jonestown impedía que los seguidores comprobaran la realidad.

La Autoridad Refuerza El Misterio

El que rompía, aunque fuera por un momento, la secrecía se arriesgaba a recibir un castigo. A los residentes de Jonestown les estaba prohibido escribir cartas o informar a los visitantes acerca de las duras condiciones, las privaciones o los ensayos de suicidio.

El Misterio Refuerza La Autoridad

El control de la información salvaguardaba la autoridad de Jones. Si los miembros se hubieran sentido libres para hablar de las manipulaciones y de la hipocresía que presenciaban, o si hubiera sido publicado el arresto de Jones por faltas a la moral, su prestigio se hubiera hecho añicos.
 

 

"No somos una secta"

A ningún grupo le gusta ser llamado secta. Algunos grupos ignoran el ser llamados así, otros lanzan ataques personales contra sus críticos. Otros tienen un trato más suave y explican que ellos son una nueva religión incomprendida como lo fueron los mártires cristianos en Roma. Sin embargo, los primeros cristianos hicieron totalmente transparentes sus escrituras y sus prácticas a los conversos potenciales. Cuando fueron perseguidos, los cristianos no recurrieron a reclutar con engaños; tan solo practicaron su culto temporalmente en secreto.

Algunas sectas insinúan que su impopularidad refleja prejuicios locales contra los grupos minoritarios. Algunas veces esto puede ser verdad, pero ignoran la entendible censura a las actividades sectarias que son ilegales u objetables.

Conforme a la definición presentada en este artículo, una secta puede operar con miembros que viven en la comunidad, que usan ropa normal, y que tienen trabajos normales. Sin embargo, un examen más minucioso mostraría que tales miembros están haciendo prosélitos o recaudando fondos obsesivamente. Ellos estarían sistemáticamente falseando la naturaleza de sus actividades y las actividades de su grupo a los que no son miembros, o podrían no estar totalmente conscientes de la naturaleza del grupo al cual están consagrados.
 

 

Tendencias futuras

Las sectas están activas a lo largo de toda nuestra "aldea global" a excepción de algunos tranquilos remansos y en los estados comunistas que, hasta hace poco, reprimían a las organizaciones que pudieran competir con la actividad del partido. Con el poder del Partido Comunista debilitándose en la Unión Soviética y en Europa Central, las sectas subterráneas podrán empezar a hacer prosélitos abiertamente.

Mientras la sociedad americana continúa en estado de descomposición, las sectas evolucionan, pero no están desapareciendo. Las actividades llamativas como las bodas colectivas, o costumbres extrañas- no son enfatizadas; esto ha llevado a algunos a la conclusión errónea de que las sectas han desaparecido.

La ansiedad por la competencia en el mundo de los negocios puede continuar alentando a los grupos parapeto que prometen ayudar a la moral y a la productividad de los trabajadores a través de unas "sesiones de capacitación" o de unos "cursos" especiales. Con el año 2000 ya no muy lejano, las sectas milenaristas seguramente harán su aparición.
 

 

Referencias Bibliográficas

1. New organizations operating under the protection afforded to religious bodies. Cultic Studies Journal. 1986; 2:275.

2. Report of the Interministerial Committee Set Up to Examine Cults ("New Groups") in Israel. Jerusalem, Israel: State of Israel; 1987.

3. Appel W. Cults in America: Programmed for Paradise; Nueva York, NY: Holt Rinehart and Winston; 1983.

4. Hokenson RF. Demographics: Profiles of a Changing Society. Nueva York, NY: Donaldson Lufkin & Jenrette Securities Corp; 1988.

5. Dostoyevsky F. The grand inquisitor. In: Dostoyevsky F. The Brothers Karamazov. Nueva York, NY: Modern Library. 1950:292-314

6. Peters E. Inquisition. Nueva York, NY: The Free Press; 1988.

7. Lifton R. Thought Reform and the Psychology of Totalism: A Study of "Brainwashing" in China. Chapel Hill, NC: University of North Carolina Press; 1989.

8. Heller M. Cogs in the Wheel: The Formation of Soviet Man. Nueva York, NY: Alfred A. Knopf, Inc; 1988.

9. Hochman J. Iatrogenic symptoms associated with a therapy cult: examination of an extinct "new psychoterapy" with respect to psychiatric deterioration and "brainwashing". Psychiatry. 1984; 47:366-377.

10. Gerstel D. Paradise Incorporated: Synanon. Novato, Calif: Presidio Press; 1982.

El autor, John Hochman es Médico y Profesor de Psiquiatría Clínica en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Este estudio fue publicado en inglés en la revista científica Psychiatric Annals 20:4/Abril 1990, pp. 179-187. Usado con permiso.