"Todos los gobernantes de México deberían ser católicos", dice Abascal, Secretario del Trabajo

Claudia Salazar

Ciudad de México (3 agosto 2002).- El Secretario del Trabajo, Carlos Abascal, se pronunció ayer porque el Gobierno y la política sean conducidos por personas comprometidas con la doctrina católica, no para imponer o gobernar en nombre de su fe, sino para que sus propuestas, acciones y programas se funden en la ética secularizada del cristianismo.

Dijo que la separación entre la Iglesia jerárquica y el Estado es una realidad conveniente y necesaria para México y el resto de América Latina, pero no impide que la política pueda ser conducida por católicos comprometidos.

"Las propuestas de los políticos, aunque fundamentadas en el conocimiento social y económico, deben inspirarse y tener fortaleza en los principios de la doctrina social cristiana.

"Así, estos políticos tienen que ser artífices de la esperanza para toda la sociedad, como lo demandó esta semana el Papa Juan Pablo II en la Basílica", expresó en la presentación del libro "Globalización e Identidad Católica de América Latina", de Guzmán Carriquiry, subsecretario del Pontificio Consejo para los Laicos en El Vaticano.

En entrevista, el Secretario del Trabajo explicó que la práctica religiosa es un derecho natural que debe traducirse en cómo un político católico ejerce su fe, con la ética de su religión, para ser congruente en la aplicación de políticas públicas con humanismo trascendente.

"No estamos en ningún caso por eliminar el Estado laico en el sentido más propio, filosófico y teológico del tema, sino que desde la perspectiva de fe de cada uno, uno tiene la oportunidad de servir realmente a la comunidad iluminado por esos valores y por esas enseñanzas", indicó.

Aseguró que las manifestaciones católicas del Presidente Vicente Fox y de otros políticos durante la visita del Papa no rompieron el Estado laico mexicano, porque no es desde la fe donde se gobierna, sino con la Constitución.

 

Fuente: Periódico Reforma
Fecha: 3 de agosto de 2002
Sección: Primera Plana.
Por: Claudia Salazar