LA PGR SE SAFA: LA GUADALAPANA, OBRA DIVINA

Para la Procuraduría General de la República (PGR), la imagen de la Virgen de Guadalupe fue creada "por una entidad divina", por lo que no puede ejercitar ninguna acción penal en contra del cardenal Rivera Carrera y Diego Monroy, quienes podrán seguir comercializando la imagen sin temor a ser sancionados.

A través de su boletín número 380 -publicado el pasado 16 de mayo-, la PGR agrega que la Ley Federal del Derecho de Autor sólo protege las obras cuyo autor es una "persona física", y como "la imagen de la Virgen de Guadalupe es cultural y socialmente reconocida como una imagen creada por una entidad divina", entonces no puede hacer nada.

De esta manera, la PGR respondió a la denuncia presentada, el pasado 29 de enero, por Jesús Ferral Novoa, director de Cronópolis. En su denuncia, éste pedía que se investigaran los presuntos "hechos delictivos" cometidos por los prelados, ya que estaban lucrando con la imagen guadalupana, que es un "bien nacional".

La averiguación previa número 40/FESPLE/03 dice textualmente:

"Monseñor Diego Monroy celebró contrato de exclusividad de licencia de uso de derechos de propiedad intelectual con una empresa privada de nombre Viotran México, con el fin de obtener un lucro de 12 y medio millones de dólares, por medio de la explotación comercial de un bien nacional que pertenece al acervo cultural e histórico de todos los mexicanos."

Pero la PGR no encontró elementos para sancionar a los jerarcas. Añade en su boletín que éstos no violan ni la Ley Federal del Derecho de Autor "ni la normatividad penal ni otras leyes".

Ante ese fallo, Ferral Novoa comenta lacónico:

"Yo ya no quise apelar esa decisión de la Procuraduría. ¿Para qué pierdo más mi tiempo? Si de todos modos los funcionarios gubernamentales, valiéndose de muchos subterfugios, jamás sancionarán a los jerarcas católicos. Unos y otros están amafiados."

Ésta es la segunda vez que el director de Cronópolis -organización social dedicada a defender el patrimonio cultural del país- denuncia al cardenal por lucrar con la imagen guadalupana. La primera vez, en 1999, se quejó porque la Arquidiócesis de México estaba manejando el juego de azar llamado Lotería Guadalupana. Entonces interpuso demandas ante la PGR, la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

El Instituto fue el único que respondió a Ferral Novoa, en una carta firmada por el director de Protección contra la Violación del Derecho de Autor, Víctor Manuel Guízar López, quien ahí le decía que la ley sólo protege las obras de tres tipos de autores: conocidos, anónimos y pseudónimos. Pero como la imagen guadalupana es de "autoría no humana", entonces "no puede ser tutelable por el ordenamiento legal". (Proceso 1354)

 

Fuente: Proceso.com.mx
Tema: La PGR se zafa: la Guadalupana, obra divina
Autor: Rodrigo Vera
Fecha: 10-Ago-2003