El Castillo del Rey: ¿Iglesia o Secta?

El Castillo del Rey es una agrupación seudo-evángelica fundada a finales de la década de los setentas en Monterrey, Nuevo León, por Roger Wolcott, pastor de nacionalidad estadounidense. Hijo de un ministro de la Union Church, Wolcott dejó la iglesia evangélica establecida para formar su propio grupo asociándose con Ramón Bedwell, Carlos Portillo, Raúl Gómez, Armando Hinojosa y Enrique Cepeda. Estas seis personas constituyeron el liderazgo aunque con el tiempo se añadirían Agustín Villarreal, Melchor Heredia, Alfredo Ferrara y otros.


Inicios y Desarrollo

Después de probar en distintos lugares, finalmente se establecieron en una propiedad ubicada en la Carretera Nacional Zona, "El Faisán", a las afueras de Monterrey. Como símbolo distintivo, dicha propiedad contaba desde entonces con una construcción en forma de castillo a unos metros de la autopista, fácilmente visible para los automovilistas. Se presume que de allí se tomó la idea para lo que después sería el nombre del grupo. Desde su inicio la construcción en forma de castillo y la propiedad en general, vinieron a ser simbólicas de la nueva agrupación y en momentos de su historia adquirió un carácter casi místico. Aunque algunos especialistas opinan que el movimiento tuvo legitimidad y apego a las enseñanzas cristianas en sus inicios, lo cierto es que las falsas profecías predictivas y visiones hicieron su aparición desde muy temprano. Así, Roger Wolcott afirmó haber tenido una visión de que pronto las distintas denominaciones de Monterrey con sus respectivos pastores, se unirían para adorar a Dios en domingo de Resurrección precisamente en El Castillo del Rey. Los asistentes serían tantos que las reuniones se tendrían que hacer en los jardines. De allí en adelante cada semana santa, el domingo a las 6:00 a.m., se comenzó a celebrar el culto al aire libre en espera del cumplimiento. Nunca sucedió lo anunciado. Un tiempo después Roger Wolcott volvió a predecir el futuro. El afirmó que Dios le había revelado que la propiedad y la construcción donde llevaban a cabo sus cultos les sería obsequiada pronto por el dueño, un importante empresario regiomontano de apellido Villarreal. Hoy en día la construcción no ha pasado a ser propiedad del grupo religioso; tampoco se realizan más reuniones allí. El local vacío es representativo de la crisis por la que atraviesa el otrora próspero Castillo del Rey y de la desolación que trae el confiar en falsas profecías.

Actualmente el movimiento, aunque en decadencia, se repartió en 18 áreas en la ciudad de Monterrey, y tiene presencia en el estado de Veracruz, San Luis Potosí y otros. También cuenta con pequeñas misiones en otros países, especialmente en España. Lo anterior es motivo de preocupación entre padres de familia, teólogos, líderes cristianos y especialistas en el tema, por razones que veremos a continuación.


Desviaciones del Cristianismo

Desde el punto de vista teológico El Castillo del Rey puede y debe ser considerado una secta ya que no tiene correlación ni identificación con la Iglesia Cristiana histórica ni en sus creencias ni en sus prácticas. A pesar de su lenguaje maquillado con terminología cristiana, las enseñanzas de esta

organización son realmente una mezcla de doctrinas de distintas corrientes religiosas. Enseñanzas carismáticas, psicología, humanismo secular, y principios metafísicos del tipo que popularizó en Latinoamérica Conny Méndez y en Estados Unidos Mary Baker Eddy se entrelazan con vestigios casi irreconocibles de doctrinas metodistas. La opinión de algunos expertos es que estas desviaciones se desarrollaron relativamente rápido a pesar de que en sus inicios el movimiento era frecuentado por gente que sinceramente deseaba acercarse a Dios.


Teología y Evangelio Aberrantes

Un cuidadoso análisis de las enseñanzas del Castillo del Rey demuestra que en la práctica, ha creado un evangelio antropocéntrico que ha suplantado el concepto teocéntrico que clásicamente ha sostenido el cristianismo. Este nuevo evangelio es presentado en tal manera por los líderes de esta agrupación, que inculca rápidamente en sus oyentes antivalores tales como el materialismo y el hedonismo. Aunque Cristo es mencionado frecuentemente y en forma superficial en sus reuniones, se hace sólo como un pretexto o escalón para inducir a sus adeptos a buscar satisfactores terrenales, especialmente prosperidad en bienes materiales, estatus y bienestar personal.

Además de lo anterior, es común observar que una cantidad considerable de sus miembros se adhiere en la práctica a una ancestral herejía conocida como antinomianismo. Una enseñanza que interpreta la gracia de Dios como una cobertura para el libertinaje moral.


La Secta Americana de la fe y Prosperidad

Doctrinal y espiritualmente El Castillo del Rey es sólo la versión hispana de un movimiento sectario internacional de mayores dimensiones que tiene su origen en los Estados Unidos: El Movimiento de la Fe y Prosperidad (también conocido como "Palabra de Fe" o "Confiésalo y Recíbelo"). Agrupación conocida por ser dirigida por charlatanes como Jim Baker, Robert Tilton y otros supuestos tele-evangelistas que han sido objeto de vergonzosos escándalos públicos en años recientes. Este movimiento ha sido denunciado por académicos, teólogos y renombradas agrupaciones especialistas en apologética. Como ejemplo de esto está el mundialmente reconocido Christian Research Institute de California que en el libro "Cristianismo en Crisis", desenmascara sus enseñanzas aberrantes y prácticas que ponen en peligro la salud espiritual y física de sus adeptos, al engañarlos diciéndoles que "confiesen" o "reclamen" su sanidad y prosperidad y ésta inevitablemente vendrá. De hecho es motivo de gran preocupación entre los especialistas, la infiltración que este movimiento ha hecho dentro de las iglesias cristianas históricas. Norman L. Geisler, Doctor en apologética ha llamado a esta secta "la falsedad más grande del mundo... las engañosas y venenosas doctrinas falsas del movimiento de la fe".


Sociológicamente

Las consecuencias sociales de pertenecer a esta secta pueden ir desde la enajenación y pérdida de contacto con la realidad, hasta el peligro de perder la vida misma. Esto último ha sucedido en casos extremos cuando las personas no son sanadas milagrosamente al aplicar las enseñanzas que allí se imparten. En estos casos el no buscar ayuda médica profesional combinado con la separación de la realidad que provocan a la persona las doctrinas de "Confiésalo y Recíbelo" pueden provocar, desde la pérdida de la fe y consecuentemente de los principios morales, hasta la muerte misma. Pérdida de valores, acompañada por una profunda frustración, sentimientos de odio hacia Dios y en ciertos casos el desarrollo de un ateísmo práctico, han sido las tristes secuelas en una cantidad considerable de ex-congregantes, particularmente por no recibir los beneficios materiales que promete esta secta a los incautos que siguen fielmente sus métodos y enseñanzas sin consultar la Biblia y la razón.


Rituales y prácticas características

El Castillo del Rey y en general el Movimiento de la Fe y Prosperidad pueden ser fácilmente detectados al observar las novedosas prácticas y rituales que han desarrollado. A continuación ennumeramos algunos de los más distintivos:

Confesar "positivamente" o "reclamar" en oración ciertos pasajes bíblicos que hablan de prosperidad económica o que prometen beneficios personales. Esta práctica va acompañada en ocasiones por la negación de situaciones difíciles por las que la persona está pasando en la realidad tales como enfermedad, pobreza, problemas familiares, etc. Es común escuchar a los adeptos repetirse a sí mismos o a otros, frases como "no estoy enfermo" aun cuando lo están. También confesiones como "mi marido ya no es alcohólico" cuando la realidad muestra lo contrario. Todo esto a la usanza de la secta de la Ciencia Cristiana; también se han practicado las "regresiones" de tipo hipnótico al vientre materno en técnicas de "sanidad interior", así como exorcismos de espíritus malignos que se cree que se apoderan de sus feligreses impidiéndoles supuestamente, el prosperar, perdonar, ser felices, etc. Esto último con la consecuencia lógica de quitar a las personas la responsabilidad moral por sus acciones.

En los cultos se puede observar un énfasis en la alabanza y adoración salpicadas con expresiones carismáticas y hasta místicas. Han habido casos documentados de supuestas profecías prediciendo cosas que nunca se cumplieron. Son características también las sesiones de manipulación en sus cultos para inducir a miembros y visitantes por igual, a dar grandes cantidades de dinero a la organización con la promesa de que Dios les regresará lo que inviertan. Existe un video en donde uno de sus dirigentes afirma que para entrar al Reino de Dios primero es necesario dar dinero.

Ultimamente, El Castillo del Rey ha promovido el controversial fenómeno del "Avivamiento de la Risa", también conocido como "borrachera espiritual", una especie de trance e histeria colectiva en donde la gente ríe a carcajadas en forma descontrolada durante tiempos prolongados (se reportan horas, y hasta días enteros). Todo esto como supuesta evidencia de la presencia del Espíritu de Dios, o de ser elegido para el avivamiento de los últimos tiempos.


Engaños y Problemas Eticos

Definitivamente el liderazgo del Castillo del Rey no puede recomendarse como un ejemplo de ética y honestidad, ni desde el punto de vista profesional, y mucho menos desde una perspectiva cristiana.

La principal razón para la aseveración anterior radica en su trayectoria y en la sutil perversión del evangelio que ha realizado y de lo cual hemos comentado al principio de este análisis. Además está el hecho de que se haga pasar como agrupación cristiana cuando en realidad es un nuevo movimiento religioso de tendencias metafísicas. Es de suponer que esta organización defrauda espiritualmente a las personas cuando no se les dice claramente cuales son sus tendencias teológicas y prácticas de mercadería antes de involucrarse con ellos; amén de sus peligrosas prácticas de hipnosis y confesión positiva que pueden hacer que sus seguidores dejen de obtener atención médica y pierdan el contacto con la realidad.


Avaricia e Inmoralidad

Eso no es todo; la historia del Castillo del Rey se haya plagada de vergonzosos escándalos que se han intentado ocultar por todos los medios. Cualquier persona lo pensaría dos veces antes de asistir allí si conociera los antecedentes y prácticas de muchos de sus líderes.

A través de los años líderes y gente allegada han estado involucrados en actos inmorales que han resultado en perjuicio de sus asistentes. Al menos dos familias han sido deshonradas por su contacto con los entonces pastores Elías Servín y Pedro Savage, este último de nacionalidad extranjera y a quienes algunos relacionan con la orden católica de los Jesuitas. Un yerno de Roger Wolcott (casado con su hija adoptiva) tuvo que ser expulsado públicamente por usar su posición para seducir jovencitas en la iglesia. Los pastores Dr. Enrique Cepeda y Raúl Gómez fueron suspendidos hace varios años mientras se trataba desesperadamente de ocultar la razón. Finalmente la causa salió a la luz: fraudulencia en el manejo de las ofrendas de los asistentes. Uno de estos líderes eventualmente dejó el Castillo y fundó su propia secta. En Cd. Valles, San Luis Potosí, el pastor Héctor Delgado tuvo que ser removido a petición de los feligreses acusado de robo y por desfalcar con préstamos a su iglesia.

Hace dos años Agustín Villarreal, uno de los más famosos e influyentes líderes del Castillo, salió del pastorado en medio del asombro de su rebaño y aunque un velo de silencio ha rodeado el caso se reporta que la causa fue por sus desviaciones doctrinales, en particular por negar la Divinidad de Jesucristo.

Lo anterior es sólo la punta del iceberg. Existen además reiteradas denuncias de ex-miembros que reportan prolongados hostigamientos contra aquellos que al salir, alertan sobre la corrupción interna del grupo. Así como de las técnicas fraudulentas para extraer dinero de la gente prometiendo cosas que no se cumplen y las agresiones por medio de feroces campañas difamatorias contra ministros y líderes cristianos que denuncian las prácticas desviadas de la secta.


Recomendaciones Prácticas

Recomendamos a toda persona que se encuentre involucrada con El Castillo del Rey que se desasocie definitivamente de esta agrupación y canalice sus inquietudes espirituales a alguna iglesia cristiana con sólidas bases bíblicas y tendencias saludables ya que se pueden sufrir daños irreversibles que vayan desde el moral hasta el psicológico por pertenecer a esta secta. Al retirarse de la misma se debe tener cuidado con varias tácticas de manipulación y control que maneja, particularmente el infundir temor por medio del autoritarismo y amenazas religiosas contra aquellos que deciden apartarse. Recuerde particularmente que suelen inculcar la obediencia ciega a sus líderes y atemorizan a sus seguidores cuando no les rinden obediencia incuestionable.

Aquellas personas que estén interesadas en ganar al cristianismo a alguna persona involucrada con El Castillo del Rey o que simplemente deseen apoyarlos a recuperarse del enajenamiento, deben tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Los miembros regulares de esta agrupación (a diferencia del liderazgo) suelen ser gente sincera que por necesidad espiritual o ignorancia han sido engañados o deslumbrados por la organización. Es importante ser pacientes con ellos e instruirles con amor acerca de los peligros espirituales y sociales de pertenecer a esta agrupación.

2. Particularmente es importante señalarles los errores de índole teológico y doctrinal que son en los que generalmente incurre esta secta. De esta manera ellos podrán identificar las desviaciones y tomar la decisión de salir por convicción propia y no por simple alarmismo.

3. En caso de que existan problemas de índole delictivo, tales como amenazas, revelación de secretos para intimidar o casos en donde peligre la vida de alguna persona por seguir las enseñanzas del grupo, las personas interesadas pueden contactar nuestro Departamento, con gusto les brindaremos asesoría y apoyo en forma altruista.

 


Departamento de Investigaciones Sobre Abusos Religiosos

El Departamento de Investigaciones Sobre Abusos Religiosos cuenta con una amplia gama de colaboradores, que incluye: Médicos, abogados, consejeros y consejeras profesionales para atender víctimas de abusos religiosos, así como especialistas e investigadores en el campo de las sectas.

DIAR © 1997. Todos los Derechos Reservados. A. P. 42, 53120 Admon. de Correos Lomas Verdes, Naucalpan, Edo. México.