IGLESIA INTERNACIONAL DE CRISTO

ANTECEDENTES E HISTORIA DE LA IGLESIA

La Iglesia Internacional de Cristo, también conocida como "La Iglesia de Boston", se inició en Gainesville, Florida, bajo el liderazgo de Chuck Lucas en 1971. Era conocida como la Iglesia de Cristo del Cruce de Caminos (Crossroads) y Lucas era el Pastor. Chuck Lucas también estaba involucrado en "Avance del Campus", un programa de gran alcance en la Universidad de Florida en Gainesville; fue ahí donde conoció a Kip McKean quien posteriormente se convirtió en el evangelista fundador y máxima influencia del movimiento. Lucas entrenó a McKean en el discipulado basado en el libro "El Plan Maestro para el Evangelismo" de Robert E. Coleman.

En 1976 McKean y otros jóvenes bajo la influencia del pastor Lucas fueron enviados a otras congregaciones de la denominación Iglesia de Cristo cercanas a los campus de universidades para establecer ministerios similares. Kip fue enviado a la "Heritage Chapel Church of Christ" y a la Universidad del Este de Illinois en Charleston. Sus éxitos atrajeron el escrutinio a su método de discipulado y muchos en la iglesia cuestionaban el uso que hacía de la manipulación y el control para alcanzar nuevos discípulos. La forma agresiva de discipulado de McKean es tanto la fuente del crecimiento del movimiento como el origen de la controversia.

En 1979 McKean fue movilizado al área de Boston y a la "Iglesia de Cristo" en Lexington. Fue en Boston donde su sutil metodología de manipulación y control mental causó efecto en gran número de personas. La iglesia literalmente estalló en crecimiento de su membresía, de 30 se fue a más de 1000 miembros.

En 1983 la iglesia cambió su nombre a "La Iglesia de Cristo de Boston". En los inicios de la década de los 80’s la iglesia envió discípulos a través de los Estados Unidos y alrededor del mundo para establecer su ministerio de discipulado y, por lo tanto, discipular al mundo.

Debido a que el liderazgo creía que el modelo bíblico para poner nombre a las iglesias era el de llamarlas según la ciudad donde eran establecidas, las llamaron La Iglesia de Cristo de Estocolmo, La Iglesia de Cristo de Dallas-Ft. Worth, etc.; autorizaron una iglesia por ciudad. De acuerdo a las cifras de 1997, La Iglesia Internacional de Cristo ha fundado iglesias en todos los continentes, está operando actualmente en 115 países, tiene 292 congregaciones alrededor del mundo y tiene 143,000 miembros.

La iglesia ha sido avergonzada en años recientes por la salida de miles de miembros que ya no pudieron vivir más bajo el sofocante control de la iglesia. Los ex-miembros refieren que así como muchos huyen del cautiverio de la iglesia, otros se unen a ella.

De acuerdo a un artículo de la revista "Time", del 16 de mayo de 1992, la Iglesia de Boston utiliza un "sistema de control" que está diseñado para que toda la energía de los miembros esté enfocada a traer nuevos miembros a la iglesia. Mark Trahan, un ex-miembro de Nueva York, dijo: "Lo único que piensas es en reclutar". Se convierte en un estilo de vida dentro del grupo.

Trahan continua diciendo que una vez que los miembros dejan la iglesia, se convierten en gente "estigmatizada" y son proscritos por los miembros activos que son dirigidos para que no vuelvan a tener contacto con ellos.

Según continuemos con nuestro examen al Movimiento de la Iglesia de Boston observaremos como abraza una doctrina legalista. El legalismo por lo general abre la puerta a otro evangelio; un evangelio, que en este caso dice, que la cruz no es suficiente para obtener la salvación.

 

CREDO Y ENSEÑANZAS DE LA IGLESIA

En la superficie, la Iglesia de Boston es parecida a otras congregaciones de la denominación Iglesias de Cristo en lo que se refiere a sus enseñanzas y doctrinas. Ambas enseñan la necesidad del bautismo en agua por inmersión, la inocencia de los niños, la invalidez del pecado original y que los instrumentos musicales no deben ser parte de la adoración.

Sin embargo, la Iglesia de Boston difiere de las principales corrientes de la Iglesia de Cristo en diversos aspectos. La Iglesia de Boston utiliza una estructura jerárquica como organización eclesiástica en lugar de una organización que refleje la naturaleza independiente de la iglesia local. Aun más, la Iglesia de Boston difiere de la denominación principal en su método controlador de discipulado que representa la mayor preocupación acerca de la iglesia.

El discipulado, al estilo de la Iglesia de Boston, es un requisito para el creyente. No existen opciones. Cada miembro tiene un discipulador y este está obligado a responder a la iglesia por este individuo. A los discípulos no se les permite hacer decisiones elementales por sí mismos sino que se deben conformar a los deseos del discipulador y finalmente a la iglesia.

A los discípulos se les dirige en cada aspecto de sus vidas, desde la asistencia a la iglesia y las ofrendas, hasta la manera de hacer citas o en sus relaciones personales, desde dónde vivir hasta su vida sexual, y una gran cantidad de decisiones de por medio. Las vidas de los discípulos son controladas y determinadas muy de cerca. El liderazgo sostiene que todo esto se hace para la gloria de Dios.

En un artículo de Stephen F. Cannon, The Boston Church of Christ- -Has Mind Control Come to Beantown?, el autor nos da una perspectiva de cómo está estructurado el programa de discipulado. "Los nuevos convertidos son discipulados por convertidos más antiguos. Los convertidos más antiguos son discipulados por los líderes predicadores de la Biblia. Los líderes predicadores de la Biblia son discipulados por los evangelistas de zona. Los evangelistas de zona son discipulados por Kip McKean y los ancianos."

McKean es el líder absoluto.

El bautismo equivalente a la salvación. Como se mencionó anteriormente, la Iglesia de Boston concuerda con las principales corrientes de la Iglesia de Cristo en doctrina básica. Por lo general, la Iglesia de Boston está de acuerdo con que el miembro debe ser bautizado por la Iglesia de Cristo por inmersión para recibir la salvación.

 

COMPORTAMIENTO ABUSIVO EN LA IGLESIA

Existen muchas formas en que el abuso se convierte en un elemento de control en el cuerpo de la iglesia internacional de Cristo. Posteriormente veremos formas específicas de como se puede evitar el engaño. Pero por ahora, veamos algunas formas en las que nosotros podemos discernir el comportamiento abusivo en la iglesia.

Control Excesivo. Un elemento clave casi siempre encontrado en las iglesias que abusan es un liderazgo que controla excesivamente a sus miembros. Pat Zukeran, un apologista y autoridad en investigar el Movimiento de la Iglesia de Boston, dice lo siguiente acerca del liderazgo orientado hacia el control: "El líder en la iglesia que abusa es dogmático, confía en sí mismo, es arrogante y es el punto de enfoque espiritual en las vidas de sus seguidores. El líder asume que él está en mayor contacto espiritual con Dios que los demás. El se atribuye un discernimiento de las Escrituras que nadie más tiene; o, puede decir que recibe revelaciones personales de Dios."

Manipulación de la membresía de la Iglesia. La manipulación psicológica es otro elemento de abuso que se pude encontrar en iglesias que abusan. Es casi siempre muy sutil y por lo general es un método de control altamente habilidoso. El uso de la culpabilidad sin base, intimidación, presión grupal, amenazas de juicio divino de Dios por desobedecer a la organización y la revelación de secretos de confesión son algunos de los métodos empleados para manipular al miembro.

Stephen F. Cannon, mencionado anteriormente, dice que "la herramienta clave para mantener a la grey en línea parece ser la doctrina de confesión personal al discipulador". Cannon continua citando al Rev. Buddy Martin, de la Iglesia de Cristo de Cape Cod, que menciona que "casi todos en la Iglesia de Cristo de Boston cuentan sus secretos". Martin confirma posteriormente que "por lo general esos secretos son usados en contra de la persona si no sigue la línea común y no hacen lo que los ancianos quieren que haga".

El ejemplo de Jesús fue uno de humildad y servicio, no el de dogmatismo y arrogancia que se encuentran en aquellos que abusan de sus seguidores.

¿La verdadera Iglesia? Otra característica de una iglesia que abusa es que frecuentemente se establece como la única iglesia "verdadera". En su metodología todas las otras iglesias están mal o practican doctrinas falsas. La Iglesia de Boston, como otras iglesias con tratos abusivos, no permite ninguna enseñanza externa que pueda ser contraria a su interpretación de la "verdad".

Sumisión incuestionable. La iglesia que abusa solicita lealtad imperecedera a su liderazgo y a sus posiciones doctrinales. Se vuelve autoritaria en cada elemento y aspecto en la vida del creyente. No hay lugar para considerar otra posición.

 

TECNICAS PARA REFORMAR EL PENSAMIENTO

Las iglesias que abusan, como el Movimiento de la Iglesia de Boston y otras, utilizan técnicas de Reforma del Pensamiento como un elemento común en su programa de reclutamiento. La clave para su éxito es la habilidad para mantener al sujeto ignorando que está siendo manipulado y controlado.

El control psíquico y la reforma del pensamiento son llevados a cabo por un sofisticado programa que incorpora tres elementos para obtener el resultado deseado. Primero, aquellos que usan el control de pensamiento se esfuerzan por convencer a los sujetos que su pasado está mal y que ha influenciado negativamente su vida presente. Segundo, los líderes que abusan hacen cualquier esfuerzo por ganar el control sobre la voluntad de sus sujetos por medio de introducir actividades que alteran la mente en sus rutinas normales. Tercero, el objetivo de tales grupos es el de alterar el proceso de pensamiento normal y llevarlos a un estado mental neutral, sin resistencia, para que las mentes se puedan volver a programar de manera efectiva.

Todas las sectas que aplican tácticas de Reforma del Pensamiento utilizan este tipo de control mental. Los métodos utilizados incluyen técnicas de meditación, oraciones leídas, repetir mantras, abstenerse del sueño, y otras técnicas que alteran el estado de conciencia con la realidad.

Una vez que el grupo ha ganado el control de la mente de los nuevos convertidos, se inicia un tiempo intensivo de programación o adoctrinamiento para establecer los objetivos del grupo y para iniciar la nueva interpretación de la "verdad" u otras creencias. La clave para este proceso de reforma del pensamiento es mantener al sujeto ignorando la manipulación que se está llevando acabo en su mente.

¿Cómo funciona la técnica de reforma del pensamiento? Enlistadas abajo están algunas de las tácticas utilizadas por los programas de la reforma de pensamiento de acuerdo a Margaret Thaler Singer, psicóloga clínica y profesora emérita de la Universidad de California, en Berkley, y autora de Cults In Our Midst--The Hidden Menace In Our Everyday Lives (Los cultos a nuestro alrededor - La amenaza oculta en nuestra vida diaria).

La primera táctica es "desestabilizar el sentido personal de sí mismo". En esencia, cultivan un ambiente de comunidad, eliminando su personalidad, por lo tanto creando una crisis de identidad en el individuo.

La segunda táctica es hacer cambiar radicalmente a la persona acerca de la historia de su vida dándole una nueva interpretación, alterando dramáticamente su visión del mundo y abrazando de todo corazón una nueva concepción de la realidad.

Y la tercera táctica utilizada por el grupo es la "desarrollar en la persona una dependencia a la organización y por consiguiente volver a la persona una agente militante para la organización".

La Dra. Singer muestra seis condiciones que se emplean para obtener los resultados deseados en la reforma de pensamiento. La primera condición que se debe efectuar es la de mantener a los nuevos buscadores "ignorando que existe una agenda para controlar o para cambiarlos".

La segunda es la de controlar su "tiempo y ambiente físico." A los convertidos se les niega la oportunidad de interactuar con la familia o con amigos y son sometidos a un horario que utiliza cada minuto de su día sin darles la oportunidad para encontrar tiempo a solas.

La tercera condición es la de "crear un sentido de impotencia, temor y dependencia". El grupo elimina sistemáticamente el sistema de apoyo del individuo. La organización puede implementar un sistema de control rígido el cual dicta dónde debe trabajar o vivir la gente, cómo utilizar el tiempo libre y otros aspectos de su libertad personal, incrementando consecuentemente su sentido de impotencia.

La cuarta condición es la de "suprimir las actitudes y el comportamiento antiguos". Por medio de crear el ambiente correcto, las ideas anteriores sobre lo bueno y lo malo se convierten irrelevantes a medida que el grupo continua definiendo la agenda aprobada de pensamiento.

La quinta condición que se debe cumplir es la de "introducir nuevo comportamiento y actitudes" para que los nuevos convertidos se adentren de buena gana a la organización. Se instituye un sistema de premios y castigos para un mayor control. El objetivo es que los buscadores acepten la nueva filosofía sin cuestionar.

La sexta y última condición que la Dra. Singer muestra es la de "implementar un sistema cerrado de lógica" que impide la capacidad para cuestionar la autoridad del liderazgo. Tal programa no permite ninguna oportunidad de expresar alguna duda o algún tipo de contradicción que cuestionaría la veracidad de la organización; en tal caso, el individuo siempre está equivocado y la organización siempre está en lo correcto.

Estas seis condiciones son utilizadas en grados variables por todos los grupos que intentan reformar los pensamientos del nuevo convertido; no es más que un lavado de cerebro sutil que a largo plazo es destructivo.

 

Sobre el Autor

Russ Wise  ha sido analista del fenómeno del ocultismo y las sectas (Orientales y Occidentales) durante 19 años. Es investigador asociado de Probe Ministeries desde 1978 y reside en Richardson, Texas.